Participación en webinar Garantizar el derecho a la educación de personas en situación de movilidad en el contexto de la emergencia sociosanitaria organizado por Unesco.

lunes 20 de abril, 2020
a a a

Según la UNESCO, hasta principios de abril de 2019 y como consecuencia del cierre de instituciones educativas como medida para detener la rápida propagación del COVID-19, más de 1.576.021.818 de estudiantes se encuentran fuera de la escuela en todo el mundo. De ellos, más de 160.000.000 corresponden a estudiantes de América Latina y el Caribe. Esta situación ha significado para los sistemas educativos nacionales una emergencia sin precedentes.

Los gobiernos de la región, liderados por los ministerios de Educación, han implementado rápidamente modalidades de aprendizaje a distancia, apoyando al personal educativo y movilizando a los padres, madres, cuidadores y comunidades, con miras a garantizar la continuidad del aprendizaje.

Estas iniciativas buscan asegurar la calidad de la educación y dar continuidad a sus calendarios escolares, utilizando diversos recursos y metodologías. Las respuestas están siendo implementadas en contextos altamente desafiantes, especialmente si se considera la situación de movilidad humana que nuestra región ha experimentado en los últimos años y las acciones que los países han debido implementar para garantizar el derecho a la educación de personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas y retornadas.

La emergencia sociosanitaria puede, en ocasiones, volver invisible la situación de especial vulnerabilidad en la que se encuentran niños, niñas y jóvenes en situación de movilidad y las acciones nacionales tienen el desafío de considerar las brechas estructurales y específicas que impiden el acceso de este grupo prioritario a los servicios y prestaciones involucradas en la respuesta educativa. Estas brechas se encuentran muchas veces asociadas al estatus migratorio, la situación de habitabilidad y la falta de acceso a tecnologías e internet.

PPT Unesco Movilidad