Presentación

lunes 03 de abril, 2017

“Todas y todos los hijos e hijas de personas migrantes gozarán del derecho a acceder a la educación en condiciones de igualdad de trato con las y los nacionales del Estado. El acceso de hijas e hijos de personas migrantes, a la enseñanza preescolar o a las escuelas públicas no podrá denegarse ni limitarse a causa de la situación migratoria irregular del niño, niña o adolescente o de sus madres o padres”.
Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, Artículo 301.

En respeto y cumplimiento de los Tratados y Convenciones Internacionales firmados y ratificados por el Estado de Chile, el Ministerio de Educación, por solicitud expresa de la Presidenta de la República, ha dado rápida respuesta a la nueva realidad migrante del país, específicamente a través de la creación de la Mesa de Coordinación Migrante (MCM) y la emisión del ORD.Nº 894, que actualiza las instrucciones sobre el ingreso, permanencia y ejercicio de los derechos de niñas y niñas y estudiantes migrantes, independientemente de su situación migratoria o la de sus familias.

En este sentido, los niños, niñas y adolescentes extranjeros en Chile, tienen derecho a:

  • Incorporarse a un establecimiento municipal o particular-subvencionado con matrícula disponible, en cualquier época del año escolar.
  • Ser matriculadas y matriculados, independiente que su situación migratoria sea irregular.
  • Contar con facilidades para incorporarse, permanecer y progresar en el sistema educativo, en igualdad de condiciones con las y los niños y niñas y estudiantes chilenos, y de acuerdo a su realidad y necesidades.
  • Recibir beneficios estatales, como pase escolar, seguro escolar y beca de alimentación y textos escolares, en igualdad de condiciones que el resto de las y los niños y niñas y estudiantes chilenos que lo requieran.
  • No ser discriminadas ni discriminados, y recibir un trato respetuoso por parte de toda la comunidad educativa.
  • Niñas, niños y estudiantes migrantes tienen derecho a educarse, independiente de su situación migratoria y la de sus familias.

Si de alguna forma no se cumple con lo expuesto anteriormente, lo que significaría que el derecho a la educación de niños, niñas y estudiantes es vulnerado, usted debe considerar:

  • Presentar una denuncia por discriminación ante la Superintendencia de Educación en el sitio web supereduc.cl o directamente en la oficina más cercana.
  • Presentar una denuncia en las oficinas de atención ciudadana del Ministerio de Educación en el sitio web ayudamineduc.cl, llamando al teléfono 600 600 26 26 o directamente en la oficina más cercana.
  • En establecimientos municipales, usted puede presentar una carta de reclamo al director del establecimiento y entregar una copia en la Oficina de Información, Reclamos y Sugerencias (OIRS) de la municipalidad correspondiente.
  • Si considera que el derecho a acceder a la educación fue negado arbritariamente a una niña, niño o estudiante, por ser migrante o por otra razón basada en sus características personales, usted puede presentar un recurso de protección o una demanda civil mediante la Corporación de Asistencia Judicial. Para contactarles,  llame a los  teléfonos 600 440 2000 o 022 362 8200 desde celulares.