Promoción de Talentos Académicos

domingo 29 de marzo, 2020
Se considera que, de cualquier población escolar que se tome como referencia, aproximadamente un 10% es académicamente talentosa y esta es una proporción que se distribuye homogéneamente en la población. Se trata de una competencia o potencial de habilidad que se da en forma natural, pero necesita de un contexto de aprendizaje adecuado para crecer y manifestarse, de lo contrario se corre el riesgo de perderla y tal riesgo es aún más preocupante entre estudiantes de sectores más desfavorecidos.

Lo expuesto requiere, desde el sistema educativo, de acciones concretas que brinden a estos estudiantes oportunidades para que cada uno despliegue al máximo sus distintas potencialidades y de esa manera alcancen el desarrollo integral que todo sistema educativo y toda familia aspira para sus niños, niñas y jóvenes; especialmente, de quienes se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad social y económica.

Una comunidad que mira atentamente, y se hace cargo de estas necesidades pedagógicas y de aprendizaje de sus estudiantes, puede favorecer entre otros factores:

  • El no desarraigo del estudiante de su medio escolar, social y natural.
  • Aumento de sus expectativas y aspiraciones de rendimiento educacional, dado el éxito que logran en ambientes más exigentes de aprendizaje.
  • Aumento de la capacidad para aceptar a otros y desarrollar una visión más amplia del mundo, al conocer y convivir con diversos grupos culturales y/o socioeconómicos.